Revista “La Barca”

AñoEstimados amigos del blog:

Abrimos una nueva instancia en nuestro apostolado. Ahora con un pequeño folleto-revista que trata cuestiones fundamentales de nuestra fe.

Consideramos que la falta de catequesis en la actualidad es de una gravedad notable y se hace necesario dar a conocer las verdades de la fe, pues, como bien ha dicho San Agustín “nadie ama lo que no conoce”.

El folleto-revista es, simplemente, una hoja A4 apaisada, impresa de las dos caras (a color). Cada una aborda diversos temas: sobre la fe (tomado del CATIC), vidas, frases, y anécdotas de santos, poesías,  entre otros.

Si ánimos de extendernos pasamos a considerar el objetivo principal, que ya fue planteado más arriba, que es catequizar. Por ese motivo acudimos a Uds. para que nos ayuden a difundir la Buena Nueva, pues debemos dar a conocer la verdad a tiempo y destiempo y de ese modo salvar nuestra alma y la de muchos otros. Lo que proponemos es que descarguen los archivos, los lean, los impriman (a color o en blanco y negro) y los lleven a sus parroquias o los repartan en su comunidad, barrio, localidad, etc. Creemos que de esta forma aportaríamos a la consolidación de Cristo en los corazones de los fieles.

Si llevan a cabo este apostolado les sugerimos que la entrega de la revista-folleto sea de carácter mensual. Les solicitamos, además, nos comenten su experiencia. Aceptamos sugerencias.

Iremos subiendo los números en la medida que tengamos tiempo.

P.D.:

Horas después de la publicación de esta entrada, un amigo, Don Benya, nos facilitó un breve texto: el prefacio del libro de “De esto, de aquello y de lo de más allá”, Federico Mihura Seeber, 2011. Este prefacio da cuenta de lo que deseamos lograr con esta pequeña revista-folleto. Dejamos un resumen del mismo:

“Los ‘samizdat’ (en ruso cam, ‘uno mismo’, e izdatel’stvo, apocopado, “editorial”, es decir, editado por uno mismo, o bien edición propia) eran hojas, manuscritas o mecanografiadas, por medio de las cuales los fieles [perseguidos en la URSS] se comunicaban sus experiencias de resistencia, o se alentaban entre sí con pensamientos inspirados, o se trasmitían noticias […]

Hoy, nuestro mundo tolerante, que ha abolido todo tipo de censura, por supuesto no hace eso. Hace todo lo contrario: da carta blanca para la difusión de todas las opiniones. Más aún, pone a disposición de todas las opiniones, maravillosos instrumentos: internet, blog, etc., etc. Y sin embargo ésta, nuestra situación, es peor que aquélla […][1]

Propongo a los fieles, nuestros amigos, reasumir, en nuestro mundo hiper-comunicado, el ya viejo método empleado por aquellos mártires, que nos precedieron con el signo de la fe […]

Ir a la comunicación interpersonal de los fieles por los métodos naturales.  Por la conversación cara a cara […] o escrita, en este caso. Pero palabra escrita trasmitida ‘de mano a mano’ […]

Se trata de ‘puentear’, de este modo, no a los polizontes de una tiranía antigua, sino a esos medios impersonales y banalizadores con los que el Nuevo Orden, sin violencia alguna, consigue desactivar los mensajes de la Verdad […]”.

 

Que todo sea Ad Maiorem Dei Gloriam

NOTA

[1] El autor desarrolla las razones de esta situación en el cuerpo del trabajo, cuya extensión no puede ser desarrollada aquí

__________________________________________

La Barca nº 1

La Barca nº 1

La Barca nº 2

La Barca nº 2

La Barca nº 3

La Barca nº 3

La Barca nº 4

La Barca nº 4

Año

La Barca nº 5

La Barca nº 6

La Barca nº 6

 

 

 

 

La Barca nº 7

La Barca nº 7