Revista “Sol y Luna”

Sol y LunaEntre 1938 y 1943, Argentina era un país que prometía. Ajeno aún a los avatares de la Gran Guerra, y hasta beneficiada por ésta, tuvo un período de esplendor cultural que permitió ver la luz a publicaciones fabulosas. Una de ellas es la que presentamos hoy: la Revista “Sol y Luna”.

Concebida por Juan Carlos Goyeneche a partir de la huella que en él dejaran los Cursos de Cultura Católica, nació la idea de publicar una revista de alto nivel cultural  y de calidad tipográfica correspondiente, en la que, los más jóvenes, iniciasen su producción intelectual en torno a los maestros reconocidos.

Desde el primer número congregó así al equipo de mayor gravitación cultural de nuestro país. Dirigida por Goyeneche, pasaron por allí personajes como Mario Amadeo, José María de Estrada y el inolvidable Ignacio Braulio Anzoátegui; colaboraron también asiduamente el P. Julio Meinvielle, César Pico, Leopoldo Marechal, el P. Juan Sepich, Nimio de Anquín, Santiago de Estrada, Marcelo Sánchez Sorondo, Máximo Etchecopar y muchos otros eximios autores argentinos. Entre los extranjeros, figuran personajes de la talla de Hilaire Belloc y Gilbert K. Chesterton.

Las miras específicamente culturales de la publicación se manifestaron rápidamente al ver la amplitud que se tenía para admitir colaboraciones de todas las tendencias. Así en sus páginas puede leerse la traducción en verso del Lepanto de Chesterton, debida a Jorge Luis Borges y la de Manuel Mujica Láinez sobre El Huesped, de Charles Péguy.

Decía Juan Carlos Goyeneche, en la presentación de la Revista: “Cuando el Sol y la Luna se miran frente a frente, se produce el claro prodigio de la armonía, y el orden humano, como reflejo del querer divino, tiene la dichosa facilidad de una mirada. Nuestra revista, con el simbolismo de su título quiere significar una ferviente aspiración a tal orden y a tal armonía por el amor del sol y la fidelidad de la luna”.

______________________________________________