No durmáis

 

Todos los que militáis

debajo de esta bandera

ya no durmáis, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

+

Si como capitán fuerte

quiso nuestro Dios morir,

comencémosle a seguir,

pues que le dimos la muerte.

¡Oh qué venturosa suerte

se le siguió de esta guerra!

Ya no durmáis, no durmáis

pues Dios falta de la tierra.

+

Con grande contentamiento

se ofrece a morir en cruz

por darnos a todos luz

con su grande sufrimiento.

¡Oh glorioso vencimiento!

¡Oh dichosa aquesta guerra!

Ya no durmáis, no durmáis,

pues Dios falta de la tierra.

+

¡No haya ningún cobarde!

¡Aventuremos la vida!

Pues no hay quien mejor la guarde

que el que la da por perdida.

Pues Jesús es nuestra guía,

y el premio de aquesta guerra.

Ya no durmáis, no durmáis,

porque no hay paz en la tierra.

+

Ofrezcámonos de veras

a morir por Cristo todas,

y en las celestiales bodas

estaremos placenteras.

Sigamos esta bandera,

pues Cristo va en delantera.

No hay qué temer, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

Santa Teresa de Jesús

 

Loas a la Cruz

Vº Centenario de su nacimiento (1515 - 2015)
Vº Centenario de su nacimiento (1515 – 2015)

+

Cruz, descanso sabroso de mi vida
vos seáis la bienvenida.
Oh bandera, en cuyo amparo
el más flaco será fuerte,
oh vida de nuestra muerte,
qué bien la has resucitado;
al león has amansado,
Pues por ti perdió la vida:
vos seáis la bienvenida.
+
Quien no os ama está cautivo
y ajeno de libertad;
quien a vos quiere allegar
no tendrá en nada desvío.
Oh dichoso poderío,
donde el mal no halla cabida,
vos seáis la bienvenida.
+
Vos fuisteis la libertad
de nuestro gran cautiverio;
por vos se reparó mi mal
con tan costoso remedio;
para con Dios fuiste medio
de alegría conseguida:
vos seáis la bienvenida.

Santa Teresa de Jesús